Seis cosas que no sabías del algodón egipcio, el más prestigioso del mundo

El algodón egipcio es uno de los tejidos más valorados del mundo gracias a su extraordinaria calidad. Pero, ¿a qué debe su fama? En este artículo te contamos cómo es el algodón egipcio, cuáles son sus principales características y por qué es considerado el de mayor calidad del planeta. Y descubrirás aspectos que seguramente no conocías de este valioso textil.

La variedad de algodón que se cultiva en Egipto es más largo

El algodón que se cultiva en Egipto, -mayoritariamente el algodón barbadense– es el de mayor calidad y de más larga larga fibra. Su hilo es delgado y su fibra más larga que la de otras variedades de algodón.

El algodón que se produce en Giza se caracteriza por tener una calidad superior. Este tejido «premium» es el elegido por Las Hilanderas para la confección de nuestra ropa de cama.

Las piezas de algodón egipcio de Las Hilanderas proceden de Giza, que es la región donde se cultiva el tejido de mayor calidad.

La fibra larga aumenta la calidad del hilo. Y el hilo delgado permite una mayor densidad del tejido.

Otro factor que contribuye a que el algodón egipcio sea de calidad excepcional es que se recolecta a mano. Esto reduce la presión sobre la fibra y la protege mejor que si se recolectase a máquina. Por este motivo, las sábanas de algodón egipcio son suaves, resistentes y duraderas.

El algodón egipcio es considerado el mejor algodón del mundo gracias a su extraordinaria calidad y durabilidad.

El cultivo del algodón en Egipto dio comienzo en el siglo XVIII

El algodón comenzó a cultivarse comercialmente en Egipto en el siglo XVIII, durante el reinado de Mohamed Ali Pasha. Sin embargo, los vestigios más antiguos de su uso se encuentran en el desierto del norte de Chile hacia el siglo XXXVI a. C. Este algodón fue utilizado por culturas preincas en el sur del Perú hace más de 5000 años.

El algodón egipcio, un producto protegido

La singularidad y el valor del algodón egipcio fueron valorados en todo el mundo. Pero no fue hasta comienzos del siglo XX cuando se establecieron normas oficiales de control de la calidad de este producto.

En 1926, el Gobierno egipcio comenzó a aplicar medidas para mantener la calidad del algodón. Impuso un control estricto sobre las semillas para evitar que se mezclaran con otras de calidad inferior. En 1932 se fundó la Asociación de Exportadores de Algodón de Alejandría (ALCOTEXA).

ALCOTEXA tiene como objetivo fomentar el comercio del algodón. Y constituye un foro para los exportadores, los importadores, los hilanderos y otras entidades relacionadas con el algodón de Egipto.

Los amantes de la calidad siempre eligen ropa de hogar confeccionada en algodón egipcio. En Las Hilanderas contamos con juegos de cama elaborados en este tejido.

Una marca de prestigio internacional

El logotipo y nombre del algodón egipcio están protegidos internacionalmente desde 2001. Es una marca de alcance internacional, conocida en inglés como “Egyptian CottonTM”.

El logotipo tiene por finalidad certificar que los productos contienen un 100% de algodón egipcio barbadense, así como asegurar la ventaja competitiva del algodón egipcio en el mercado mundial. La marca también justifica el precio del algodón egipcio, que tiene un valor y un coste superior a otro tipo de algodones del mundo.

El proceso de fabricación del algodón egipcio es 100% manual

En el proceso de fabricación del algodón egipcio se emplean muchas manos, pues hay que disminuir la humedad que contiene la fibra. Una vez realizado este proceso se divide la fibra en semillas y se empaqueta en balas. Finalmente se comienza con el hilado de forma manual en el que las fibras se agrupan y retuercen hasta formar las hebras. Por último, las fibras se peinan y se juntan para crear unas más largas.

El algodón se cultiva en más de 100 países y representa el 40% del mercado mundial de fibra. La producción mundial es de 25,5 millones de toneladas de granos. Y se cultiva en 34,8 millones de hectáreas.

La ropa de cama de algodón egipcio es suave, confortable y muy agradable en contacto con la piel.

Algodón egipcio de 600 hilos, el algodón “Premium”

Una manera de distinguir la calidad de los tejidos para el hogar consiste en medir la cantidad de hilos que hay en una pulgada de tela.

Hay sábanas de 200 hilos, de 300 hilos o de 600 hilos por pulgada. Cuanto mayor sea el número de hilos, mayor será la densidad de la tela. Y, por tanto, será más duradera.

 

 

Comienza a escribir y pulsa Enter para buscar